La labor de la asociación no se va a limitar a una área geográfica o a una determinada realidad social.

Vamos a intentar cubrir diferentes proyectos de colaboración por todo el mundo, con especial foco en países poco desarrollados, donde las condiciones de vida de la población y en particular de sus estamentos más vulnerables, distan mucho de lo que consideramos que debería ser un estándar mínimo de calidad de vida.

Todo y esto, nuestro primer proyecto se haya realizado en Europa. Concretamente en Grecia. Estamos hablando del campo de refugiados de Ritsona. Sirva esta experiencia para denunciar el trato que desde Europa se está dando a personas que han tenido que huir porque sus casas están siendo bombardeadas y sus familias perseguidas.